Cuidados de la piel tras el verano

Volver al listado

Cuidados de la piel tras el verano

Los rayos del sol, el agua del mar, el cloro de la piscina y el incremento de sudor que se produce en los meses de verano hace que ahora nuestra piel se resienta.

 

Es habitual que durante los meses estivales notemos una “falsa” mejoría en nuestra piel, especialmente si tenemos una piel con imperfecciones. Pero con la llegada de septiembre parece que todo vuelve, ¿verdad? y las imperfecciones también.

 

Muchas personas restringen el uso de los protectores solares a los meses de verano, pero es importantísimo incidir en que a pesar de que el día esté nublado, los rayos solares traspasan las nubes llegando a producir daños en nuestra piel.

 

Por tanto lo primero que deberíamos hacer es desterrar el mito de que las cremas con FPS son para el verano. Un buen protector solar bien aplicado es la mejor protección frente al envejecimiento de nuestra piel.

 

Dicho esto, hay cuidados específicos que podemos hacer una vez termina la época de piscina y playa.

 

Lo mejor es realizar al menos después del verano una limpieza profunda profesional de la piel del rostro. Para ello lo mejor es que acudas a un centro de confianza especialista en cuidado de la piel. Una vez hayas realizado esta limpieza tu especialista te recomendará con qué frecuencia debes mantener sus efectos, realizando una exfoliación en tu casa entre 1 o 2 veces por semana dependiendo de tu tipo de piel.

 

Tras el verano es bastante habitual que la piel muestre la aparición de pequeñas manchas solares, utilizar un sérum de acción despigmentante es un cuidado básico de la piel que deberíamos de realizar cada día y/o noche, dependiendo de la formulación del producto.

 

Y por último, no hay piel perfecta sin hidratación. Hoy en día existen en el mercado hidratantes para todos los gustos y tipos de piel : con textura acuosa para pieles más grasas, fundentes para pieles secas, etc. No olvides hidratar excepcionalmente bien la zona del contorno de ojos, ya que en esta zona la piel es muchísimo más delicada y sufre más las temidas “patas de gallo”.

La piel alrededor de los labios también es una gran olvidada de los tratamientos faciales , pero si queremos retrasar al máximo la aparición del dichoso “código de barras”, lo mejor es utilizar alguna formulación específica para tratar esa zona del rostro.

 

Ya por último acabamos como comenzamos, recordando la necesidad de finalizar nuestra rutina diaria de cuidado de la piel con la utilización de una buena crema con protección solar elevada. Al igual que las hidratantes, hoy en día existen numerosos acabados de protección solar para el rostro: crema, gel, gel-crema con color, polvos, sticks….

 

Os recordamos que la piel, es el órgano más grande de nuestro cuerpo y que además tiene memoria.

 

En Gran Plaza 2 encontrarás a tu disposición diferentes establecimientos expertos en el asesoramiento para el cuidado de tu piel. ¿Te vienes?💙

 

https://www.centrocomercialgranplaza2.com/tiendas